Este blog antes se llamaba "Another One" y mi nick era Ene. Tras meditarlo bastante, decidí dejarlo atrás y hacerle un completo lavado de cara.
¡Espero que os guste!

nex.s

domingo, 5 de octubre de 2014

A veces...

A veces es duro aceptar que una cosa ha terminado. A veces, sigues intentándolo, sigues teniendo esperanza de que funcione. A veces, esperas que todo sea igual que antes. Pero no siempre todo sale bien.

Intenté reanimar el blog a principios del mes pasado. Pero ¿os soy sincera? No tenía ni las ganas, ni la fuerza, ni la voluntad para hacerlo. Tras hacer varias entradas, me sentía vacía, me sentía sin la imaginación suficiente como para reavivar lo que esto había sido antes. Y, para qué negarlo, en estas tres semanas mi humor ha ido de mal en peor y, si antes me veía incapaz de llevarlo, ahora aún me veo menos animada.

¿Qué haré con él? Lo dejaré. Dejaré que mis escritos permanezcan aquí, para que, si alguien los encuentra, pueda leerlos y pueda disfrutarlos como vosotros lo hicisteis en su día.



Quizás no sea un adiós para siempre, quizás solo sea un adiós temporal y me atreva a volver en otro momento de mi vida, pero ahora no es viable. No lo es por mis estudios, no lo es por mi tiempo, y tampoco no lo es por mi estado de humor actual. Este blog tiene demasiados recuerdos del pasado que aún están recientes y me duele recordar. Me siento cobarde huyendo de ellos, pero sé que no soy lo suficiente valiente como para afrontarlos y recordarlos cada día que entrara aquí. Quién sabe, quizás en un tiempo me veré abriendo otro blog, con recuerdos nuevos y más maduros. Si es el caso, os lo haré saber.

Sí, escribiendo esto me encuentro llorando, así que dejemoslo en que Another One se toma un respiro, porque es demasiado doloroso decir adiós. Sigo teniendo la esperanza de que volveré. Soy tan masoquista que sé que entraré estos próximos días y leeré comentarios, así que no me hagáis llorar mucho.



Ave atque vale y hasta pronto,



Ene, 
Neus.

1 comentario:

  1. Espero que sea solo un adiós temporal.
    Pero eso ya es una decisión tuya.
    Pero no me gustaría que fuera un adiós para siempre.
    Eso es lo que tengo que decir.
    Besos.
    -Maia

    ResponderEliminar

¡Hola!
¿Qué tal si me dejas un comentario? Recuerda que debes ser respetuoso con la opinión de los otros, por lo demás, ¡tienes total libertad de expresión!